27/11/08

El Diablo al volante

2345 hs. En el 205 de Dogorrr, quien se había quedado a hacer el asado y nosotros fuimos de compras. Fabri manejando. Un tierno gatito blanco, inmaculado como la nieve cruza la calle, mira directamente a las luces altas del 205, se incandila... y queda paralizado en el medio de la calle al instante.

Fabri - Lo piso!
Tata - No
Celombín - No, no!!!
Fabri - Sí, lo piso!
Frank - No
Tata - No, Fabri
Fabri - LO PISO, LO PISO!!!
Celombín - No, no seas hijo de puta, no!!!

**TUC-TUC**

Tata - No, Fabri!
Celombín - Lo pisaste, hijo de puta!!!
Fabri - Te dije que lo iba a pisar
Celombín - Encima quedó vivo! está agonizando, no podes ser tan hijo de puta!!!
Fabri - Ni se dio cuenta!
Frank - Pobre gatito blanco...
Celombín - Basta, no me hagan sentir peor...
Frank - Pobre gatito blanco, inmaculado como la nieve... Seguro que mañana la nena que era su dueña...
Celombín - Basta...
Frank - Mañana la nena que era su dueña va a salir a jugar con su gatito blanco, inmaculado como la nieve y no lo va a encontrar...
Celombín - Hijo de puta..
Frank - Y la nena no lo va a encontrar, lo único que va a encontrar es una mancha roja en la calle...
Tata - Porqué tenía que ser de una nena!?
Frank - Ayuda al dramatismo...
Fabri - Celombo, consolate con que si era un perrito no lo pisaba
Celombín - Sos un hijo de puta...

4 comentarios:

Dr. J dijo...

Ojalá el fantasma del gato vaya a buscar a Fabri para vengarse!

Frank dijo...

No creo... Eso pasó hace como dos años y todavía goza de buena salud...

Guillotita dijo...

Que feo :(
mirá si eso le pasó a Gustavo...
que feo
que feo!

me deprimí.

Deem dijo...

Ya me cayó mal ese personaje... ¬¬