26/4/09

Rully 2009


Empezó con un par de palomillas, leves, pero palomillas al fin. El desencuentro del convoy, el conductor poco avispado que tenía, los covannis botones, el cierre del prime en Copina, pasarnos hasta Giulius Caesar... En fin, varias palomitas que al principio me desmotivaron mucho, hasta el punto de casi volverme. Gracias a Agamenón, la tecnología pu(n)ta de Dogorrr logró comunicarnos y así, él me notificó de los planes a seguir. Cuestión que llegamos al prime en El Cóndor bastante atrasados en el cronograma. Atrasado, mojado, y cagado de frío. Pero el campamento base ya estaba armado y la comida esperándome. La primer noche me escabié importantemente y en consecuencia, dormí como un bebé... borracho.

A las ocho y media de la mañana siguiente me estaban levantando. Un poco odiado por despertarme tan temprano y por el friíto desayuné un mate cocido. A eso de las nueve y media, Dogorrr ya estaba tirando el cordero a la parrilla. 1030 hs Zulu pasó el 000. Media hora para que largara Sordo. Buscamos un spot favorecible y nos instalamos, librando al cordero a su suerte (que por cierto fue óptima y termino en nuestros estómagos como cinco horas después). Desde nuestra atalaya, Dogorrr y yo dominábamos el valle. Vimos pasar a Sordo y a Loeb desde lo alto. Cuando nos dimos vuelta noté una horquilla excelente para ver la pasada de la tarde. En fin, la primer pasada pasó sin pena ni gloria. Muy divertido, muy adrenalínico, pero un lugar poco favorable.

Volvimos al campamento base, comimos como si no existiese un mañana, chupamos de manera acorde, Truco, Ferné... Y surgió el lema del Rully 2009: "Sexo, drogas, rock & roll, cordero, Ferné y Rally!"... Ja! Un tanto aparatoso. Cuestión, a las 1530 hs Zulu pasa el 000 anunciando la media hora para la largada. Vamos al spot que había divisado antes. En el camino, me pego flor de wastada. Pisé una simpática piedrita que rodó bajo mi pié dejándome regalado. Caí tan horriblemente con mi cadera sobre otra simpática piedrita que no pude más que agarrarme la herida y lanzar una superputeada maldiciendo a la Pachamama por ocurrírsele poner esa condenada piedra justo donde yo quería pisar. No pude explayarme mucho en mi agonía por que ya había pasado el 0. Quedaban escasos 5 minutos para llegar a donde yo quería. No quedaba más que subir una leve montañita y llegábamos al lugar. Nos subimos a la piedra que estaba del lado externo de la curva haciendo caso omiso a lo que aconsejaba Ligato (marica, pecho frío... pasó a dos en todos los tramos) en la propaganda del Rally. Desde ahí veíamos mucho: curva a la derecha, recta de 50 metros, curva a la izquierda y contracurva a la derecha. Teníamos las dos cosas, velocidad y derrape.

La bocha para disfrutar como Marte manda del Rally es poder saborear la tierra que escupen los bólidos, quedar sordo por los disparos del escape y agitar al piloto prácticamente en la cara. Podíamos hacer todo eso y más desde el punto que había elegido. Loeb manejaba con cara de papo, para variar. Sordo tenía una mugrecita en el diente. Solberg venía despeinado. Todos esos detalles capturamos desde la corta distancia a la que nos encontrábamos. Y bueno, el cameraman oficial del Rully 2009 Tata, se pasó y sacó unos fotones y filmó unos videazos que ni les cuento. Uno de los Susuzki de la Junior le despeinó los pendejos de lo cerca que le pasó. Tata tuvo que cambiarse los calzoncillos.

Cayó la noche y con ella la hora de partir. El Falcon había quedado fuera del prime así que nos tuvimos que repartir: unos iban a buscarlo y otros íbamos a esperar. Fue la primera vez que oficié de basurero. Tata manejando el Jeep, Enano navegando, Dogorrr y yo parados en el paragolpe trasero agarrados de la jaula... 80 km/h. Si alguna vez tienen oportunidad de hacerlo, haganló: es divertidísimo! Llegamos al punto de reunión y esperamos. Y esperamos. Y esperamos. El Falcon estaba herido y lo estaban parchando. Hacía hambre, así que como los buenos BoyEscabios que somos, plantamos bandera al costado de la ruta, acampamos y a cocinar.

Un par de horas después, con el Falcon ya parchado, desembarcábamos en Tanti. Escabiar, dormir. Siete y media de la mañana arriba para ver el prime Cosquín-Tanti. Caminata a campo traviesa, escuchando las quejas de algunos tarados que definitivamente NO SABEN lo que es caminar para ver un rally. Con Tata y Enano reconocimos nuestra antena que sirvió como punto de referencia en aquella otra aventura, recordamos lo que es caminar por el medio del monte, rememoramos los arañazos de los amorosos espinillos macabros y escuchamos las quejas de los lomitos vírgenes que se perdieron la otra caminata épica. De nuevo, llegamos al spot, vimos, gritamos, agitamos, pelotudeamos mucho.

Resultado: Excelente. Las fotos y videos dignos de televisión. Palomas no tan menores pero que no llegaron a opacar un fin de semana de locura de Rully 2009...

4 comentarios:

Dur dijo...

jaja! exelente! ya con esto me conformo para saber como les fue y q hicieron! asiq ENANO y TATA y DOGOR (porq no) no me cuenten q mierda hicieron porq ya lei el resumen!!

exelente! un abrazo Frank!

LUX AETERNA dijo...

Buenísimo la verdad está mejor y mas divertida la descripción de ustedes que lo que sale en los diarios, eso si que es un diario de ruta.
Abrazo y los sigo

Guillermina dijo...

Wiiii!!!






















.

Frank dijo...

Vieron? Qué Olé! ni que mierda. Quieren saber cómo fue el Rally? Lean acá... Ahora, las clasificaciones... Veanlas en Olé!