13/4/09

Te ablandaste, Milord

.
.
.


Se te está ablandando el corazón, Milord, ya ni Alfred muestra bien los dientes, la sangre se te fue lejos de la razón… el frío que tenías fue llevado por unas sábanas y un perfume no tan ácido. ¿Dónde quedó la cordura y la determinación? Las rodillas te duelen de plegarias y los ojos no pueden contener más. La cabeza, la espalda, los nudillos, pedazos de lo que soñaste que caen a un abismo infinito de preguntas y tu cabeza se estrella contra la pared, ¿qué esperás encontrar ahí? Sangre, que no es tuya pero la sentís propia… Tu corazón se fundió y ahora no sabe de quién es… a dónde va, por quién late… pum pum pum, lo escuchás pero no lo creés, ¿cómo algo tan hermoso puede hacerme sangrar?, repetís en tu mente hasta dormirte como un niño acosado de nieves y vientos. Agarrás un puñado de respuestas y las tiras al azar, predecir el futuro siempre fue tu pasión, y ahora es un trabajo de tiempo completo, que llena espacios vacíos de tibieza.



[Dueña de un mundo oculto detrás de un par de ojos tristes escribió esto para mí...]

6 comentarios:

La última de la fila dijo...

Excelente! Sinceramente.

LUX AETERNA dijo...

Me parece que no es que está perdiendo el "toque" sino que está enamorado.
Muy bueno me gustó mucho.

Abrazo

Dur dijo...

Mi receta?? porro(n), fiesta, mujeres, Rally a flayar y se pasa todo! basta de toda esta peluquida!

un abrazo!

Hallo dijo...

CHeee, nada
jajajjaa.

Frank dijo...

A mí también me gustó mucho, más cuando me lo dio por primera vez y al leerlo me di cuenta de que todo lo que dice es así. Quizás algunos no lo entiendan del todo, pero ella y yo sí. Ja!

Guillermina dijo...

Gracias y más gracias :P