6/1/10

Dakar 2010

Cuenta la arcaica leyenda que un soleado día de verano...
... en el país donde los enanos son ley y gobiernan a todas las razas por igual, el Rey de los enanos, Enanendorff...

... estaba tan aburrido que decidió delcararle la guerra a un país vecino. Con esas intenciones, convocó a su Primer General de Cinco Estrellas, Thatex...

... quien era amplio conocedor de las estrategias de guerra. Enanendorff, también llamó a su lado al mago de la corte, Frankorr...

... capaz de oir al enemigo a leguas de distancia gracias a los poderes adquiridos cuando una sirena le susurró su canto al oído. Habiendo formado su Tríada del Mal, Enanendorff, partió en busca de un buen lugar para establecer su tienda de campaña. Durante esta búsqueda conocieron al gitano Danyelzyr...

... que permitió a la tríada utilizar su campamento gitano...

... como base de operaciones para la guerra venidera. Luego de largas tratativas con el gitano Danyelzyr, éste decidió unirse a la cruzada de Enanendorff, pero se resistió a formar parte de la Tríada del Mal. Mientras debatían el curso a tomar el día siguiente, cayó la noche.

En el horizonte se distinguían los fuegos del ejército enemigo, y Frankorr, pudo distinguir con su oído mágico el cántico festivo de los adversarios. Aunque los cuatro valientes...

... sabían que el enemigo estaba de fiesta, decidieron montar guardia por turnos para proteger el campamento ante cualquier eventualidad.

Mientras uno vigilaba, los otros tres trazaban el plan a seguir el día venidero. Así, llegaron al acuerdo que ni bien salido el sol, comenzarían a contratar mercenarios de toda la comarca. El precio que pagaron era alto, pero el nivel de los soldados contratados lo era aun más.

Así estuvieron gran parte del día, contratando mercenarios por todas partes y de todas las razas.








A medida que avanzaba el día, los mercenarios comenzaban a escacear y el precio que pedían, a subir.



La Tríada, acompañada por el Gitano, terminó de contratar a los mercenarios que necesitaban justo a tiempo para aguantar la primer oleada de enemigos...

... que se acercaban a toda velocidad por la pradera...

... montados en corceles de todo tipo.



Los enemigos eran tantos que la Tríada del Mal se encontraba en peligro. Sus mercenarios empezaban a flaquear, hasta los mismos valientes empezaban a sentir el cansansio de las largas horas de batalla. Parecía que en cualquier instante serían sobrepasados por el número de enemigos, pero de pronto, apareció por un recodo del camino el orgullo de la nación enana:
... los carros de combate más fabulosos que jamas haya observado ojo alguno desfilaron por el camino, llegando justo a tiempo al campo de batalla.
Enanendorff no podía creer lo oportunos que habían sido sus hombres al arribar en un momento tan crucial. Estaba tan fuera de sí, tan embobado por el placer que le provocaba la visión, que tiró su hacha y no hizo más que alentar a su ejército recién llegado.


El General Thatex soltó su espada y se limitó a dar órdenes como todo general debería hacerlo.

Frankorr, el mago, al ver la batalla ya ganda, dejó su báculo a un lado y se dispuso a disfrutar del espectáculo que ofrecían los carros de guerra del país enano.

Hasta el mismo gitano Danyelzyr se dio el lujo de presenciar de cerca a las bestias rugientes.
Luego de una cruenta batalla, finalmente el ejército de Enanendorff salió vencedor en la toma de terreno. Conquistaron todo el páramo que alcanzaban a ver los ojos.

Luego del propio festejo, el Rey Enano junto a su Primer General de Cinco Estrellas Thatex, el mago de la corte Frankorr y el gitano Danyelzyr, que se había ganado el favor de Enanendorff, descansaron como lo tenían merecido.
Enanendorff gobernó con mano justa y pesada su reino y las tierras que conquistó junto a sus fieles soldados; viviendo, así, en justa armonía y felicidad.

2 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

Que buena saga!! me gustó mucho es mas el 17 esas huestes van a terminar justo abajo de mi estudio al lado del Obelisco (parece que los sobrevivientes de la expedición hacen un ritual ahi) si puedo subo fotos desde arriba.

Abrazos

checly dijo...

Hey, yo voy a Metallica. Nos encontremos a tomar algo